Log in

LAS CURIOSIDADES DEL ZAMUDIO-ALBACETE

¡Lo que le faltaba!.- Al terminar el partido, Gaffoor bromeaba con que si Álvaro ya se lo tenía creído, "imagínate ahora que ha marcado" y con golazo. Un gesto que muestra el buen rollo que hay en este equipo líder. ¡Lo que le faltaba!.- Al terminar el partido, Gaffoor bromeaba con que si Álvaro ya se lo tenía creído, "imagínate ahora que ha marcado" y con golazo. Un gesto que muestra el buen rollo que hay en este equipo líder.

Vaya frío que hacía.- Había hasta hielo en el terreno de juego a la hora del partido. Los vecinos decían que no recordaban temperaturas tan bajas. Llevamos el frío desde Albacete, porque allí no están acostumbrados a ver hielo así como así.

'Pedazo' aviones que pasan por encima.- El campo del Zamudio está al lado del aeropuerto y vaya aviones se ven mientras uno está tranquilamente en el estadio. Eso sí, los jugadores ni se inmutan y si se está jugando todo sigue como si tal cosa.

 

No caben todos en el vestuario.- El vestuario era tan pequeño que no podían entrar todos a la vez. Así, los que no eran titulares tuvieron que quedarse fuera y no pudieron cambiarse al mismo tiempo porque no cabían.

 

¡Más arriba ya no sé dónde meterme!.- La grada era tan pequeña que Noguerol ya no sabía dónde ponerse para estar lo más alto posible para ver cómo se situaba el equipo. El segundo entrenador del Alba acostumbra a ver el inicio del partido desde lo más alto, pero aquí lo tenía ciertamente complicado.

 

No, no lo habían cambiado todavía.- Esta imagen no está tomada cuando su cambio. Es que Josan se metió dentro del banquillo al recibir un empujón, perro incluido al lado. Es lo que tienen estos campos de tamaño más reducido.

 

Todos a jugar.- En el descanso del partido, los pequeños aprovechaban para entrar a jugar al fútbol. El Zamudio tiene 250 socios y suelen acudir a los partidos unos 150, con lo que pasan la tarde prácticamente en familia.

 

Lo que hace uno por su equipo. Hasta con el brazo escayolado, este aficionado se fue a ver al Alba hasta Zamudio. Y no se olvidó su bufanda, aunque no estuviera para agitarla mucho y no sería por falta de goles, que pudo celebrar unos cuantos.

 

Aira no quiere celebraciones.- En el primer gol, el míster no tenía tiempo para celebraciones y mientras los jugadores festejaban el tanto, él llamaba a Carlos Delgado para darle instrucciones.

 

¿Por qué se escondía?.- En Zamudio vimos siguiendo el partido a Pouso, exmíster del Logroñés estuvo en el partido. Se 'escondía' de la cámara y no quería que la gente supiera que estaba allí, no sabemos por qué. Igual fue a ver a Aira, con quien guarda buena relación.

 

Defendía con todas.- La mejor ocasión del Zamudio, disparo de Andoitz, su capitán, que Gálvez por defender hasta intenta tirarse para hacer de portero. Este equipo sale a por todas para atrapar todos los puntos.