Log in

TRES PUNTAZOS CON SUFRIMIENTO FINAL (3-4)

El Albacete Balompié necesitaba volver a encontrarse con la victoria, aunque cierto es que no queríamos el final vivido en Las Gaunas, donde pasamos de ganar 0-4 en el 48 a casi tener que pedir la hora, con el 3-4 en el 91. Pero lo importante es que los de Aira han vuelto a reencontrarse con la victoria tras dos semanas derrotados y que lo han hecho, además, con el aliento de la afición que no ha dejado de animar en ningún momento en el estadio del Logroñés, hasta donde han llegado cerca de 200 aficionados del Alba, que vuelven con tres puntazos.

Una victoria, con nerviosismo y sufrimiento final, que nos hace más líderes con la derrota del Leioa en Fuenlabrada, ahora el Alba está a seis puntos del segundo, aunque no caben confianzas porque, además, el Toledo sigue en la pelea y el Fuenlabrada, que visita el domingo el Carlos Belmonte, viene pisando fuerte.

Sin sorpresas en el once de un Alba mermado por las bajas y la sanción de Carnicer, en un partido que empezó con dominio local. El Logroñés consiguió encerrar al Alba en el primer cuarto de hora, pero los de Aira le fueron tomando el pulso al partido. Y a la media hora llegaba el primer gol del Alba. Era en una jugada a balón parado, en un saque de esquina. Gálvez anotaba de cabeza. Poco antes habían anulado un gol a Aridane por fuera de juego.

Con el 0-1 llegarían los mejores minutos del Alba y la estrategia volvió a funcionar cinco minutos después. Entonces era Aridane, también de cabeza, quien anotaba el segundo tanto. En el minuto 42, penalti sobre Iván Sánchez, que el propio jugador se encargo de transformar desde los once metros.

El Alba se iba al descanso con un cómodo 0-3 en el marcador y a los tres minutos de la reanudación Aridane, en una jugada en equipo de ‘tiki-taka’ entre Eloy Gila y Josan, hacía el cuarto tanto. Todo parecía tan fácil para un Alba en el que Iván Sánchez no volvió de vestuarios por molestias en el gemelo y había entrado en su lugar Eloy Gila, aunque un gol, con dudas sobre si fue en propia puerta de Gaffoor o lo anotó César Remón subía el 1-4 al marcador en el minuto 70 y cinco minutos más tarde el Logroñés creía que podía volver a meterse en el partido. Adri cometió penalti y Espina hizo el 2-4.

Los de Aira aguantaron el empuje local, pero en el 91 todavía llegaría el 3-4 que nos puso en tensión hasta el minuto final. Aketxe entró por Aridane y Lado, canterano que había entrado en la convocatoria, lo hizo por Gálvez. Tensión final pero importante victoria que nos deja más líderes.