Log in

Campeones... Viva la madre que os parió (2-4)

El Albacete Balompié se ha proclamado campeón del grupo 2 de Segunda B tras vencer 2-4 en Socuéllamo, en un partido donde ha estado arropado por cientos de aficionados del Alba. Los de Aira celebraban con entusiasmo haber logrado el primero de los objetivos y quedando campeones estamos más cerca de volver a Segunda. No era para menos, con lo que hemos sufrido en la recta final de este campeonato para poder alzarnos con el título y quedarnos más cerca de Segunda.

Tras salir con cierta tensión, por lo mucho que se jugaban y conscientes de que no se podía perder porque había que dejar resuelto el título, los de Aira se fueron metiendo en el partido, si bien en los primeros 10 minutos el Socuéllamos los encerró en su campo.

Así, el Alba se iba al descanso ganando por 1-2 en Socuéllamos , con dos tantos de Gálvez y Aridane, ambos a balón parado. Además se anuló otro tanto a Aridane por fuera de juego.  En esta primera mitad, la nota negativa la lesión de Carnicer que tuvo que pedir el cambio y ha entrado en su lugar Eloy Gila.

Gálvez adelantaba al Alba de cabeza en Socuéllamos, en el 18. Ha sido en un saque de esquina donde Carnicer se lo ha puesto a la perfección. Y en el 31, se repetía el guión del gol, a balón parado, en un saque de esquina, aunque esta vez marcó Aridane, tras sacar Iván Sánchez.

Héctor lideró alguna buena jugada en la primera mitad, pero el pichichi no tuvo suerte en la primera parte, en la que el Yugo, en las botas de Pau, logró recortar al 1-2 en el 42 y el partido se iba así al descanso.

Tomeu Nadal tuvo un par de buenas intervenciones en las que evitó el tanto visitante, como en un mano a mano con Kike Domínguez.

Tras la reanudación, el partido volvía sin más cambios y con más dominio de los de Aira. En el 51, golazo de Dani que hacía el 1-3 para el Albacete Balompié. Rosca de Dani frente a la que no pudo hacer nada el meta local.

El Alba seguía dominando aunque el Socuéllamos trataba de meterles en problemas y Tomeu tuvo que hacer una doble intervención para evitar el gol local donde lo dio todo, tanto que se estrelló con el palo de su portería y tuvo que requerir atención médica.

En el 68, y también de cabeza, Héctor firmaba el 1-4 para el Alba en Socuéllamos, mientras que en el 89, Pau hizo el 2-4 para los locales.

Tomeu firmó muy buenas paradas y en la portería del Socuéllamos debutó en el 85 Guille, con 15 años. El final, ya lo saben, fue una gran fiesta.