Log in

CCOO denuncia la situación de más de 300 trabajadores del campo que trabajan en condiciones infrahumanas

En las últimas semanas el sindicato ha denunciado las condiciones por las que atraviesan los trabajadores del campo en Pozo Cañada y La Roda, en el que no se respetan las condiciones mínimamente humanas de trabajan.

Para CCOO “no se trata de un simple delito administrativo, son casos de explotación”.

 Albacete, 7 de julio de 2017. El secretario provincial de Industria de CCOO Albacete, Juan Antonio Cuevas ha comenzado la rueda de prensa celebrada en la sede de CCOO Albacete, subrayando la necesidad de poner cara a un drama que se está viviendo en los campos de Albacete, en concreto en las poblaciones de Pozo Cañada, Chinchilla y Pozohondo.

Hasta la sede de CCOO Albacete se han desplazado la mayoría de los trabajadores afectados, vinculados laboralmente por un gestor autónomo a la empresa Agrupación Frutícola Lucas de Murcia para denunciar una situación de continuas irregularidades que ponen en riesgo sus vidas. Un drama con nombres y apellidos que no trata de criminalizar a todos los empresarios del campo, sino de denunciar estas situaciones irregulares que actualmente se están produciendo en el sector del campo.

En la rueda de prensa, una emocionada Ana Albaladejo, miembro de la ejecutiva de CCOO Industria de Albacete ha manifestado su preocupación por una situación que se denuncia año tras año. En su intervención ha denunciado que la explotación de personas en condiciones de esclavitud debe erradicarse de forma inmediata. La incomprensión ante la falta de respuesta por parte de las autoridades y de los organismos de inspección hace que la situación alcance una gravedad a la que hay que poner freno.

En este sentido, la Federación de Industria de CCOO, representada también por Javier González ha insistido en varias ocasiones, que esta situación no es un caso aislado que tenga lugar únicamente en Murcia, informando que en la provincia existen claros ejemplos de empresas que cometen estas irregularidades, citando La Roda, Barrax y La Gineta, entre otras.

El testimonio de uno de los trabajadores marroquíes afectados, Shiba Abdegkrin,  resume las lamentables condiciones laborales y explotación que sufren cada día trabajando a destajo, totalmente desprotegidos ante un sistema que prefiere mirar a otro lado. Actualmente, no reciben ni el salario, por lo que viven de préstamos y no pueden ni atender sus obligaciones familiares. Un sueño roto, que ha pasado a convertirse en una pesadilla que todos los días comienza a las 6 de la mañana, cuando emprenden su viaje desde Murcia a Albacete. En la declaración ha mostrado su preocupación por las amenazas que han recibido por hacer pública la dramática situación que están viviendo.