Log in

El precio del alquiler, al alza en Albacete

El precio de la vivienda en alquiler experimentó en Castilla La Mancha una subida del 1,8% durante el segundo trimestre del año hasta situarse en 4,6 euros/m2, según el último informe de precios de idealista.

Todas las provincias han visto cómo el precio de sus alquileres subía en el segundo cuarto del año. La mayor subida de precio se ha registrado en Toledo, con una apreciación del 3,5%. A continuación se sitúa Albacete, donde los propietarios piden un 2,7% más por sus viviendas que hace un trimestre, y Cuenca (1,7%). Por detrás están las subidas de Guadalajara (1,3%) y Ciudad Real (1%).

Guadalajara marca los precios más elevados, con 5,1 euros/m2 al mes, seguida por Albacete (4,8 euros/m2), Toledo (4,6 euros/m2), Cuenca (4,5 euros/m2) y Ciudad Real (4,4 euros/m2) es la más económica. 

Capitales de provincia

Tres capitales de provincia han experimentada bajadas en los precios de sus rentas de alquiler. En Cuenca las expectativas de los propietarios se han reducido un 1%. En Ciudad Real la bajada ha sido del 0,6% mientras que en Albacete la bajada ha sido del 0,5%. Por el contrario, la mayor subida la ha experimentado Toledo (2,5%). En Guadalajara los precios se han mantenido prácticamente estables (0,1%).

La capital toledana es también la más cara de la comunidad, con 5,9 euros/m2, seguida por Guadalajara (5,6 euros/m2), Albacete (5,2 euros/m2), y Cuenca y Ciudad Real con 4,8 euros/m2 en ambos casos.

Subidas generalizadas

El precio de la vivienda en alquiler se ha incrementado en España un 4,8% durante el segundo trimestre de 2017, hasta dejar el metro cuadrado en 9,4 euros al mes. En tasa interanual la subida alcanza el 19,7%.

El precio aumenta en todas las comunidades autónomas durante los últimos 3 meses excepto en Euskadi. Las expectativas de los propietarios vascos han bajado un 0,2% durante la primavera. Tres comunidades experimentan subidas de doble dígito: Baleares (14,2%), Canarias (13,4%) y Región de Murcia (11,1%).

Después de la ralentización experimentada durante el trimestre anterior, Barcelona ha visto caer las rentas mensuales de sus viviendas en alquiler. Una bajada durante la primavera del 1,4% deja el precio mensual de cada metro cuadrado en 17,8 euros. En tasa interanual la ciudad condal sigue marcando subidas (10,6%).

Madrid también termina el segundo cuarto del año con una bajada trimestral en el precio del alquiler de vivienda del 1,1%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 14,6 euros (un 11,4% más que hace un año).

El precio medio del alquiler creció un 1,7% en Valencia capital durante el segundo trimestre. Esta subida ha dejado el precio del metro cuadrado en 7,7 euros.

Del resto de capitales destaca la subida de las capitales insulares. En Las Palmas de Gran Canaria los propietarios han aumentado un 11% el precio de sus inmuebles en alquiler. En Santa Cruz de Tenerife el incremento ha sido del 10,8%. Importante también ha sido la subida en Palma de Mallorca, donde los precios se sitúan un 8,9% por encima de lo que estaban hace tres meses. San Sebastián, en cambio, marca la mayor caída de entre las 11 capitales que han reducido sus precios esta primavera (7,4%). Le siguen las caídas de Pontevedra (-1,5%) y A Coruña (-1,1%).

Barcelona es la capital española con los alquileres más caros (17,8 euros/m2), seguida de Madrid (14,6 euros/m2) y San Sebastián (12,8 euros/m2). En cuarto lugar se sitúa Palma con un precio de 12,7 euros por cada metro cuadrado. En la parte opuesta de la tabla encontramos Ávila, la capital más económica, con un precio de 4,5 euros/m2, Ourense, Zamora y Lugo con 4,6 euros/m2 en todos los casos.

Para Fernando Encinar, Jefe de Estudios de idealista, “Los datos ponen de relieve algo que vengo repitiendo desde hace un año: no existe burbuja en los precios del alquiler. Aunque los precios han vuelto a subir en el segundo trimestre en muchas ciudades, el alquiler tiene tope y es algo que se está confirmando en Barcelona o Madrid. En ambas capitales el precio se estancó en los primeros 3 meses del año y en el segundo trimestre ya han registrado leves caídas. Habrá que esperar a ver qué ocurre en lo que queda de año, pero parece que los propietarios empiezan a asumir que las subidas tienen límite y que si quieren cerrar operaciones tienen que ajustar el precio a la baja para encontrar inquilino”.