Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 985

Log in

El adiós sin pena ni gloria de Carmen Bayod


Un poco de atención, que levante la mano quien no supiera que Carmen Bayod no optaría a la reelección como Alcaldesa de Albacete, nadie? Pues eso, un secreto a voces es lo que nos contó la casi ex alcaldesa de Albacete el pasado jueves, bajo la atenta mirada de su Equipo de Gobierno y acompañada por el Presidente Provincial del PP, Paco Núñez bis.

Después de más un año de ausencias, la vida política municipal de Carmen Bayod pasará a la historia con bastante más pena que gloria. Será recordada como la alcaldesa del Plan de Ajuste que dejó en la calle a casi doscientos trabajadores municipales; como la alcaldesa que echó el cierre a la Escuela Infantil de Campollano, las Ludotecas, la Piscina de Jorge Juan o el Centro de Medicina Deportiva; como la Alcaldesa de las promesas incumplidas, especialmente en materia de impuestos o empleo; como la Alcaldesa que pensaba que “las administraciones ni  deben, ni pueden crear empleo”; o como la Alcaldesa que pidió un préstamo por bastante más de lo que se debía con el único objetivo de cerrar el año su superávit. Un superávit que lo fue en simulado y en diferido, porque no solo se debía toda la cantidad, sino que encima se pagaban jugosos intereses por ello. Vamos, como para tirar cohetes.

El adiós de Carmen Bayod igual supone que, entre otras cosas, nadie descolgará el teléfono para indicar que foto publicar y cual no, o que pregunta es más conveniente hacer y cual no se debe ni tan siquiera pensar, y es que según me cuentan, Carmen es así.
A Carmen le tocó la alcaldía de Albacete en la tómbola de la crisis. Tuvo la suerte o la desgracia, que eso nunca se sabe, de encabezar la candidatura municipal popular, justo en el momento cuando la crisis golpeaba con mayor dureza a la ciudadanía, ciudadanía que no dudó y se echó en brazos del PP, pensando que eso de que el empleo era lo primero sería verdad y que pagarían menos impuestos por más y mejores servicios. Pero el tiempo pasa, que cantaba Pablo Milanés, y ni lo uno, ni lo otro. Ni el empleo ha sido lo primero, de hecho ahora hay casi tres mil albaceteños y albaceteñas más en desempleo que cuando Carmen juró el cargo y los impuestos son en 2015 más altos que en 2011 y encima tenemos menos servicios abiertos al público por mor del dichoso Plan de Ajuste.

Y es que Carmen se ha saltado a la torera la inmensa mayoría de sus promesas electorales y además poco le ha importado hacerlo, siempre encontraba una buena excusa, y si no se le ocurría nada nuevo echabamano del mantra de la herencia recibida, que lo mismo sirve para un roto que para un descosido.

Carmen presume de transparencia y sin embargo en 2013 dejó sin responder la mitad de las sugerencias y reclamaciones que recibió, y en 2014 tomó nota y mejoró su ranking particular, dejó sin contestar el 75% de las recibidas. ¡¡¡ Viva la transparencia!!!
Al igual que no dudó en privatizar el Verano Infantil, tampoco vaciló para quitarle el voto a los usuarios y a los trabajadores en las Juntas Rectoras de la Universidad Popular y de las Escuelas Infantiles y en borrar de un plumazo cualquier cosa que recordase que una vez en Albacete en Albacete existió un instrumento de participación ciudadana, tanto el Consejo de Presupuestos Participativos como el Foro de la Participación, que desgraciadamente han desaparecido del lenguaje y de la práctica municipal.

Eso sí, en lo que Carmen ha sido tremendamente cumplidora ha sido en atender las demandas de la presidenta Cospedal. Que el Gobierno Regional quiere crear un Parque Científico y Tecnológico Regional, pues nada, al de Albacete se la cambia el nombre y a otra cosa mariposa, que la presidenta pacta el Plan Hidrológico del Júcar con el Ministerio de Medio Ambiente y con la Comunidad Valenciana, pues todos a callar, aunque los regantes valencianos se hayan quedado con toda la tarta y nosotros solo con la guinda, y gracias, que hay que cerrar las cocinas municipales para que los comedores escolares los gestione la Junta, pues se cierran, se despiden a otros cuantos trabajadores municipales y de propina se les entrega todo el menaje para mayor gloria de Maria Dolores.
Carmen Bayod pasará por el Ayuntamiento sin pena ni gloria, no será recordada por casi nada bueno pero siempre estará en la memoria de aquellos y aquellas que han cambiado de empresa, de aquellas personas a las que se les ofreció su contrato de trabajo en el altar de la crisis y pasaron a formar parte de los usuarios de la calle del Cid.

A ninguno se nos escapa que si ha aceptado no encabezar un nuevo cartel electoral, además de los motivos esgrimidos por ella misma, lo ha sido por el asunto de su sucesor. Quienes la conocen bien me cuentan que solo aceptaría no encabezar de nuevo la candidatura municipal si su sucesor es, como así ha sido, Javier Cuenca, su hijo político. A fin de cuentas Javier llegó a la política de su mano, por lo que éste, por muy mal que se den las cosas, electoralmente hablando, jamás de los jamases le afeará ninguna conducta a su antecesora, nobleza obliga, y eso, dado el carácter de Carmen es fundamental para ella. Como fundamental es para el Alba continuar con la mejoría de juego mostrada tras el cambio de año, sino quiere acabar su paso por la segunda división del fútbol español como nuestra alcaldesa, con más pena que gloria.

Por cierto y para finalizar, quienes tienen la oportunidad de cerrar su ciclo político con más gloria que pena son Manolo Chaves y Pepe Griñán. Espero que sepan estar a la altura. Los enroques solo para el ajedrez.

 

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 18:52