Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 985

Log in

PISTOLETAZO DE SALIDA A LA CARRERA ELECTORAL MUNICIPAL

Casi coincidiendo con el comienzo de la Semana Santa, se daba el pistoletazo de salida a las elecciones municipales y autonómicas, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado del Decreto de Convocatoria. Hasta el 24 de Mayo faltan poco más de cincuenta días para conocer el nombre de la persona que ocupara el despacho de la Alcaldía en nuestro Ayuntamiento, y ya que vamos a votar, pues también el de la persona que ocupará la Presidencia de Castilla-La Mancha, que éstas son elecciones de doblete.

Como si de una carrera de Fórmula 1 se tratase, los y las pilotos, léase los candidatos y candidatas, están sentados en sus monoplazas esperando a que la luz verde indique el comienzo de la carrera electoral, los mecánicos, léase el resto de la candidatura, han tratado de poner el coche a punto, léase el programa electoral, para que luzca con sus mejores galas y de el mejor rendimiento posible y los espectadores, los apasionados espectadores, léase los electores, están en los graderíos agitando las banderas con los colores de sus pilotos preferidos y dispuestos a animar adelantamientos, frenadas imposibles al límite y cualquier otra incidencia de la carrera que haga que el monoplaza de sus amores avance de forma irreversible hacia la victoria final.

En esta parrilla electoral nos encontramos de todo, pilotos conocidos y reconocidos, con coches de escuderías solventes, escuderías que han ganado carreras, que han ganado campeonatos, que han demostrado su valía a lo largo de los años y que han logrado con el paso del tiempo, que ésta Fórmula 1 imaginaria haya servido no solo para el desarrollo de los circuitos, sino también, y esto quizás sea lo más importante, para mejorar la calidad de vida de los espectadores.

También nos encontramos con pilotos de experiencia, pero que se encuentran al mando de vehículos de nueva construcción, unos vehículos ensamblados con piezas procedentes de diferentes escuderías, que en carreras anteriores apenas lograban entrar en los puntos y que todavía está por ver si pueden funcionar correctamente de forma conjunta, habida cuenta de los problemas de puesta a punto que han tenido en los entrenamientos libres, pero que animados por un sector de los espectadores que han vuelto a los circuitos, afrontan esta carrera con ilusiones renovadas, pero mirando de reojo a los que se quedan en los boxes, no sea que algún mecánico despechado le eche agua a la gasolina y se estropee la fiesta.

Y por último, también nos encontramos con pilotos noveles, pilotos desconocidos, pilotos que han obtenido la superlicencia, no por méritos propios, sino por los rendimientos en carreras anteriores del Jefe de Escudería, y que por mucho que esté de moda y en alza, quien corre aquí no es el jefe de la Escudería, sino el piloto local, y como cantaba Alejandro Sanz, no es lo mismo. Porque además tampoco conocemos en profundidad el comportamiento del coche fuera de los circuitos donde ha corrido hasta ahora, tampoco conocemos ni su telemetría, ni el mapa electrónico del motor, ni su aerodinámica, vamos, que además de pilotos noveles, sin experiencia y desconocidos, nos encontramos ante un monoplaza del que no conocemos sus prestaciones, con el riesgo que para los espectadores supone tantos interrogantes.

La vuelta de formación está a punto de iniciarse, todo está por decidirse, la afición está más dividida que nunca, los hay que apoyan al piloto que ha sido ungido para pilotar el monoplaza que venció en la anterior carrera, un piloto frío, que conduce más con la cabeza que con el corazón, que no arriesga, que va a asegurar los puntos, que conduce con calculadora en la mano y que por este motivo no duda en enviar a los pilotos de pruebas a conducir en circuitos urbanos donde más difícil es puntuar, y así no correr el riesgo de quedar en evidencia y demostrar antes de tiempo su falta de pericia para llevar el coche a cruzar en primer lugar bajo la bandera de cuadros, y es que intentar vivir de las rentas y apuntarse supuestos éxitos ajenos, no suele conducir a ningún lugar, por lo menos a ninguno bueno.

También hay quienes apoyan a la piloto con experiencia, pero que conduce el vehículo tuneado. Una piloto que conoce bien el circuito, pero que hasta la fecha ha tenido serias dificultades para poner a punto el motor, porque los mecánicos andan mosqueados unos con otros, mirándose de reojo por el box y observando que herramienta coge cada uno. Parece que, hasta la fecha, les ha reportado mas problemas que beneficios construir un monoplaza a base de piezas de aquí y de allá.

Luego está la afición de los conductores noveles, que sinceramente, por muchas ganas de cambio que tengan unos y otros, difícilmente podrán entrar en los puntos.

Y por último tenemos a los aficionados que apuestan por el piloto que corre con más corazón, con más valentía, un piloto que si bien arriesga en las curvas, conduce con firmeza, que aunque se pega al muro y anda por los pianos, nunca pierde el control del vehículo, un piloto que aunque se encuentra solo en el habitáculo, cuenta con el apoyo de un equipo de mecánicos donde prima la juventud, pero que también dispone de la dosis justa de veteranía para garantizar un buen conocimiento del circuito, por lo que puede ofrecer a los espectadores una carrera sin sobresaltos innecesarios. En definitiva un piloto ganador que cuenta con la confianza de toda la escudería, no en vano ha sido elegido por ella y que se ha pasado los últimos meses probando motores, no en los túneles de viendo y a puerta cerrada, sino en circuitos callejeros donde la afición está a pié de pista y puede intercambiar con el piloto opiniones sobre tal curva o cual recta, y eso sin duda alguna ha mejorado su conducción, lo que me lleva a pensar que estamos ante el próximo ganador de la carrera que empieza el 24 de Mayo.

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 18:52