Log in

Otra Semana Trágica para Barcelona… y para el PP

Sin duda alguna, todo lo acontecido durante la semana del 23 al 28 de Octubre de 2017 lo recordaremos durante muchos años, y siempre podremos presumir que fuimos testigos presenciales del primer intento secesionista de la historia moderna de nuestro país y de la constatación, otra más, de que el partido que nos gobierna en España, en algunas Comunidades Autónomas y en muchas Diputaciones y Ayuntamientos, es el partido más corrupto de toda la historia de nuestro Estado.

Mientras el molt honorable senyor President de la Generalitat de Catalunya, D. Carles Puigdemont Casamajó, se enrocaba en su huída hacia ninguna parte, que, como todos sabemos, es el lugar preferido por aquellos que han perdido el norte hace tiempo, acompañado de los Diputados y Diputadas aglutinados bajo las siglas de Junts pel sí y de la CUP, declaraba, de forma unilateral, la independencia de Cataluña del Estado español, a la vez que pregonaba la constitución de un estado propio en forma de república, que tres días después no ha sido reconocido ni por ‘Chiquitistan’, que ya es decir, los dirigentes populares, veían como se les acumulaba la faena en los juzgados por alguna de las muchas tramas que mantienen abiertas por malversación, sobrecoste de obra pública, desfalco, soborno, mordida y demás delitos en torno a la corrupción del PP en las últimas dos décadas.

Y es que hay semanas en las que uno no está para nadie, ha debido pensar Rajoy en más de una ocasión durante los últimos días, porque lo único que le traía el puente aéreo desde Barcelona eran malas noticias para él como Presidente del Gobierno, y todo lo que traía el procurador del PP de los juzgados, también eran malas noticias para él, en este caso como Presidente del Partido Popular.

El ahora destituido President de la Generalitat, contestaba a las misivas que recibía desde Madrid tirando del manual del que habla sin querer decir nada, abusando de las largas cambiadas y utilizando, a propósito, un lenguaje esquivo, mucho más propio de las comedias de enredo, esas donde los equívocos están al cabo de la calle, que de un Presidente de una Comunidad Autónoma. Y es que el ex alcalde de Girona veía como se le escapaba el tiempo entre las manos sin poder abandonar las cuerdas, arrinconado por sus propios errores estratégicos, por sus socios de aventura y por las huestes anticapitalistas y antisistema que le dieron la mayoría en el Parlament, y que ahora se han cobrado con creces esos apoyos, llevando al precipicio a todo un parlamento autonómico y encima emboscándose tras las urnas a la hora de votar. La votación más importante de sus vidas, al decir de ellos mismos, y no han tenido el valor suficiente para hacerlo a cara descubierta. Vivir para ver. Me gustaría saber si alguna vez estos parlamentarios del tres al cuarto han pensado en las consecuencias de la crisis social que han abierto con sus decisiones entre la sociedad catalana, una sociedad que ha quedado dividida, fracturada y partida en dos mitades y donde la reconciliación llevará tiempo. Para su vergüenza, ese será su legado.

Y mientas tanto en la Moncloa, Rajoy se estudiaba de cabo a rabo los informes que recibía sobre la aplicación del famoso artículo 155 de nuestra Constitución, suspirando aliviado cuando los líderes del PSOE y de Ciudadanos le daban su apoyo, sin echarle en cara, al menos en público, la enésima conclusión publicada sobre los años de investigación acerca de la trama corrupta del Partido Popular.

Es cierto que estamos más acostumbrados a escuchar noticias sobre la trama corrupta del PP que sobre intentos secesionistas o aplicación de determinados artículos de la Constitución, pero si éstas son noticias que ponen los pelos de punta al más pintao, aquellas no le andan a la zaga, porque ya me dirás querido lector como se te queda el cuerpo, cuando escuchas a la fiscal Concepción Sabadell afirmar aquello de: “ha quedado acreditado que la trama llevada a cabo por el Grupo Correa no es un hecho aislado y que la Gürtel fue un sistema duradero de sobornos a dirigentes del PP para esquilmar las arcas públicas. Y para rematar la faena, afirmó, que “hay sobradas pruebas de que el PP se benefició con estos delitos”, inculpando claramente a Ana Mato y a Luis Bárcenas, que después de todo este lío, aún ha logrado escamotear cuatro millones de euros a las autoridades.

El intento de independencia de Cataluña por las bravas, debe ser cortado de raíz con la misma contundencia que ha de ser juzgado el PP por sus miles de chanchullos financieros. No permitamos que el bosque nos impida ver los árboles y huyamos de las maniobras dilatorias que sin duda alguna nos llegarán desde la calle Génova, porque tan mal patriota es el que se quiere largar a la francesa, como el que nos birla la plata del aparador haciéndose el sueco, como se largó del Carlos Belmonte con un punto el Huesca, sin hacer ruido. Nuestro país se apresta a navegar con un temporal de aúpa y el patrón de nuestro barco tiene una mano en el timón y la otra en el código penal, un ojo en el mar embravecido catalán y otro en el no menos bravío de los juzgados, lo que no augura nada bueno para las buenas gentes de a pie.

Por último, es de justicia concluir felicitando a Emiliano García-Page por su reelección como Secretario General del PSOE en Castilla-La Mancha, una reelección que supone un fuerte espaldarazo a su gestión al frente del Partido Socialista en nuestra Región durante los últimos años, años en los que ha pasado de ser el líder de la oposición a Presidente del Gobierno Regional y ese buen hacer siempre figurará en su haber como un importante activo del Partido. Felicitación que hago extensiva a todas las personas que lo acompañarán en su nueva Ejecutiva Regional, en especial a mis compañeros y compañeras de Albacete y es que, quieras o no quieras la tierra tira… y la sangre más.