Log in

¿Acaso vivimos en un Valle de Lagrimas?

¿Pero que le pasa a este país? Es posible que la inestabilidad política, cívica y económica que tanto políticos, como banqueros y todo tipo de personajes sin biografía ni currículo, pretendan mostrarnos como es España. ¿Acaso sus aspiraciones o mezquinos intereses les lleva  desear más sus propios intereses partidistas o económicos que el bienestar del país? Cualquiera que tenga curiosidad o cualquiera que investigue sobre la reciente historia de nuestro país observara que como mínimo, componemos una sociedad chabacana, hortera y egoísta que no busca otra cosa que el poder o el  dinero, y en algunos casos ambos.

Los acuerdos de la Moncloa se hicieron entre otros motivos para asegurar una convivencia pacífica entre todas las oportunidades partidistas que se nos ofrecía y que gobernase la ganadora y con el respeto y reconocimiento de las que no habían ganado y si era posible se establecía una auténtica democracia y a vivir en paz, pero no desde un principio todos a por todos, algunos utilizando chantajes, amenazas intentos separatistas para descalificar al rival político.

Aquí  nadie se calla, todos tienen solución para los problemas que les interesa a ellos, no queda Institución alguna que se salve del rumor, del cotilleo o de la calumnia, la Jefatura del Estado, el Monarca, está sometido a un continuo acoso vergonzoso, que ha puesto en juego algo tan esencial como abrir el debate de la abdicación o el de Republica o Monarquía, en este desmadre no podía faltar la Justicia, ya se ve en qué grado de aceptación está,  el Presidente del Tribunal Supremo se mete  a criticar a una jueza que está cumpliendo con su deber en los temas de los ERES de Andalucía y ha terminado,  porque las propias asociaciones de los señores jueces lo rechacen con gran dosis de cachondeo. Los máximos representantes de la economía privada y de los grandes bancos, Botín, González y Fainé han tenido que pasar por la Audiencia Nacional para explicar su actuación en asuntos más propios de ladrones y gánster que de gente honorable.

La iglesia no se libra tampoco de este vendaval progresista que nos asiste, los acuerdos que con ella mantiene el Gobierno, se irán a tomar…eso, si el Partido Socialista gana las próximas elecciones generales, así lo afirma ese líder indiscutible como Sr. Rubalcaba.  

A este panorama le faltaba algo cómico, Garzón, Vestringe, Ada Colau y Llamazares, se unen en la formación de un partido que nos salve de Rajoy y nos saque de este valle de pecado en el que vivimos.  ¿Y la ciudanía que dice, que piensa? Pues eso, que esta hasta el gorro de tanto rufián y golfo que lo único que intentan es imponer sus criterios por encima del interés general.

Pero para que el ridículo de este país alcanzara cotas hasta ahora desconocidas el expresidente Aznar sale haciendo unas declaraciones sobre la situación en nuestro país que ha llevado a la confusión y el desasosiego al Partido del PP y a la sociedad misma.

El Gobierno empeñado en mostrar ante el mundo externo, un país moderno, una marca España, abrir nuestras fronteras para que aparezcan inversores nuevos que  inviertan en nuestro país, y ayudarnos a salir de la crisis. ¿Pero alguien se lo pueden creer estos deseos después de ver cómo está el panorama interior, se pueden fiar de nuestras instituciones? ¿Y el principal partido de la oposición Partido Socialista en que emplea su tiempo libre? En nada útil esta descabezado, su líder es discutido hasta por el portero de Ferraz, a Rubalcaba no lo quiere nadie, es un corralito difícil de entender.

¿Hay alguna esperanza? Yo creo sinceramente que sí, que de este valle de lágrimas y tristezas, nos tienen que sacar aquellos a los que los ciudadanos le otorgaron la mayoría absoluta, y los demás, a apoyar, y cuando ellos ganen que gobiernen con el mismo respeto y apoyo. Eso es democracia, lo otro es …….. 


          

      

 

 

 


               


  


    

 

 

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 18:52